domingo, 18 de mayo de 2008

Chanel para la piscina

Siempre se me imagina que Karl Lagerfeld no puede hacer nada más que alta costura, ¡y no puedo estar más equivocada! Me encantó esta colección totalmente inspirada en el antiguo glamour de Miami, en su arquitectura Art-decó, y en las celebrities de una cierta época. Generalmente cuando pienso en Miami, pienso en Don Francisco, exiliados cubanos y todas esas atrocidades de la moda, pero los de Chanel pensaron sabiamente en usar para su desfile nadadoras sincronizadas, y un hotel que le dieron el tono retro apropiado para el show.
La colección se basaba también en un tono de frentón retro, sobre todo, para mi, en la siguiente silueta: Se trata de una combinación casual que combina a los Angeles de Charlie con Anita Pallenberg, todas de blanco.
La utilización de tejidos livianos de colores pasteles es una de las cosas más bonitas y características de esta colección. Es una opción que hace más elegante a estos colores, que generalmente se asocian con todo menos con lo chic. Todo acompañado de shorts cortos sobre el bikini.

Los trajes de baño, cargados de accesorios (Sombreros playeros, pulseras múltiples, pañuelos), siguen la tendencia de estos años. Son pequeños trajes casuales muy bonitos, pero nadie de los que paga US$ 2000 que valen se baña en al mar con estos. Nadie. Junto a los tejidos de punto pasteles, mis prendas favoritas fueron estos vestidos de noche, que aunque seguramente nadie los ocupará para ir a recibir el premio Oscar, más de alguna celebridad estilosa lo usará cuando sea anfitriona en una pool party. Yo seguro lo haría sobre todo el más amarillo.

1 comentarios:

ms. d dijo...

amo que haya usado colores pasteles, es de verdad una coleccion hermosa.
beeeeeso .