jueves, 26 de febrero de 2009

London fashion week: Mis favoritos

La semana de la moda de Londres se terminó, y yo no comenté nada porque siento que todo el mundo está de vacaciones (menos yo), así que, ¿que voy a andar escribiendo para nadie?
Bueno de ahí pensé: Si uno habla solo, hay que apechugar no más...así que igual les voy a contar un poco sobre mis colecciones favoritas de los ingleses y el que lo lee lo lee no más. Son varias, así que lo haremos al modo express: Una foto, tres looks y pocas líneas. Partimos:

Armand Basi:
Es raro que me guste esta colección, porque no hay casi nada femenino o ligeramente sentador en ella. Lo que se vió fueron modelos vestidas como hombres góticos industriales, que logran una idea de mucha fuerza y muy poderosa, que es lo que me gusta de esta colección. Eso y por supuesto, el overol o mono gris que me recordó a la lolita rebelde de 1984.


Christopher Kane:
Vestido construidos en capas, combinados con cashmere gris, un poco de tartán y algunos bloques de color brillante. Nada más ni nada menos. Elegante, chic y extrañamente adorable.
Que buen casting de modelos, además.

Giles Deacon:
Prendas usables mezcladas con experimentos surreales construyen esta colección. Mis tenidas favoritas consisten en aquellas que a pesar de la experimentación mantienen los pies sobre la tierra y están pensadas para la mujer, como muchos de los vestidos ajustados y ladylike en materiales ¿novedosos? Mención aparte merece el disfraz de cohete de peluche.


House of Holland:
A pesar de que no me gusta cuando las colecciones son seguidas taaan al pie de la letra, creo que estas prendas son crecedorcitas. Me van a gustar mucho más cuando las veamos en gente común, combinada de otra forma, y en otros contextos.
Por ahora, promete, pero nada más.

Luella:
Luella Bartley diseña para gente como Alexa Chung y Pixie Geldof (quien también desfiló), y eso es bueno, según mi opinión. Rock y feminidad a partes iguales, con guiños a Rusia y a lo militar, sus vestidos son de una confección primorosa y muy actual.

Marios Schwab:
Los vestidos de Marios Schwab tienen cierta cualidad futurista que hace muy atractivo este conjunto. Hechos en organza en colores vivos, casi fluorescentes, bicolores y en estampados, estas verdaderas esculturas usables dan una impresión de estar viendo algo muy nuevo, nunca visto. Mi colección favorita de todo el LFW.

Topshop Unique:
Es raro comentar esta colección que está tan claramente enfocado a un grupo etario y geográfico que no es el mío ( adolescentes, e inglesas más encima), pero varias de las prendas mostradas por Topshop Unique me parecieron buenas ideas que pueden ser interesantes para gente mayor. La gama de referencias que podemos identificar en ésta colección es amplia: Desde el chamanismo eléctrico de MGMT, el grunge, el futurismo, y la cultura rave, resultan en una variedad enorme de prendas interesantes como los pantalones de lentejuelas, polerones estampados, ponchos y echarpes gruesísimos en colores flúor, y muchos más.

Twenty8Twelve:
La marca de las hermanas Miller -Sienna y su hermana diseñadora Savannah- ya tienen 2 tiendas en Londres y ahora lanzan esta colección con bombos y platillos. Lo que no se justifica mucho, porque no hay nada novedoso acerca de esta colección. Bonito, si. Usable, si. ¿Nuevo? Para nada. Prendas como vestidos cortos, pantalones skinny-skinny, chaquetas de cuero, y otras que, por muy bonitas y bien elegidas que estén, me dan la impresión de que son la ropa con que llegaron las modelos al desfile.

Vivienne Westwood Red Label:
Todo lo que pensamos cuando uno dice "Vivienne Westwood" está presente acá: Hay mucho tartán y espiritu punk a pesar de que en general es una colección bien femenina, muchos de sus vestidos son drapeados y sensuales, y muchos de los looks parecen estar hechos para Pamela Anderson, nueva imagen de la marca. A pesar de que estos vestidos marcaron la pauta, me gustan mucho más los tejidos pesados y los trajes rayados que nos recuerda icónicamente el Londres de los 70.

2 comentarios:

Aretha dijo...

Se ve que Holland ha madurado en sus diseños, están mucho más sofisticados...con respecto a Twenty8Twelve, no son originales las prendas pero si muy usables, me compraría unas chaquetas de esa marca

Anónimo dijo...

Me encanta Luella y Marios Scwab, pero el cohete de peluche es demasiado ridículo, no hay comparación.jajaja.